ACERCA DE SILVA DE BALBOA Y EL BUEN DECIR…

El autor del libro. Escribe: José Luis Urzúa Díaz.

“Salir con un texto como este en comento, es un acto de feroz valentía, una aventura sin parangón, pero al mismo tiempo un deleite para quienes apreciamos las letras y las artes, sin dejar de lado el arte de vivir y comprender”, comenta joven que prologó el libro.

El Departamento de Lenguaje, Literatura e Historia de la Universidad de Talca, en colaboración con la Fundación Silva de Balboa acaba de publicar una reedición del libro: “El Arte del Buen Lenguaje”, del autor talquino Luis Eduardo Silva de Balboa y Lagarde-Salignac, quien lo había publicado originalmente en México en su estadía en la sede Chihuahua del Tecnológico de Monterrey donde dictó clases de derecho en los fines de la década de los 80’.

En la ocasión, fruto de un encuentro en la ciudad de Utah, Estados Unidos, el texto contó con el brillante prólogo del escritor Octavio Paz, premio Nobel de Literatura de 1990 y el Premio Cervantes de 1981. Este inmenso honor literario nos habla de la prolijidad del texto del autor talquino y el nivel de sus conexiones e intereses universales.

Ampliamente criticado por individuos del medio periodístico chileno, para los cuales no ha sido obstáculo el hacer publicaciones en las redes sociales carentes de todo respaldo y responsabilidad, muestra lo polémica y desconcertante de la personalidad de Luis Eduardo Silva.

Fui invitado a hacer una presentación del libro, labor la que asumí con sumo honor y agrado, y como estudiante de arquitectura y las artes, y como milenial quise aportar una mirada juvenil a una materia densa y para nosotros particularmente difícil. Pero más que nuca vigente. Somos nosotros los jóvenes los que más vilipendiamos nuestros lenguajes, casi con explícitas ganas que nadie nos entienda, y así formamos gethos del idioma que esconden nuestros temores de ser cabalmente comprendidos o descubiertos nuestros secretos.

El ex cónsul honorario de Francia en Talca, su ciudad natal, se expresa idénticamente igual a como escribe, y se pasea por la cultura que le es propia y adquirida.

Concuerdo que es un tema algo distante para muchos a los que poco o nada les interesa la prolijidad, vivimos en una sociedad desprolija, es el estilo actual.

Salir con un texto como este en comento, es un acto de feroz valentía, una aventura sin parangón, pero al mismo tiempo un deleite para quienes apreciamos las letras y las artes, sin dejar de lado el arte de vivir y comprender.

José Luis Urzúa Díaz

Talca, Junio 2021.