CIUDADANOS RUSOS HUYEN DE SU PAÍS. ÉXODO SIN PRECEDENTES EN DESOBEDIENCIA A PUTIN

Reservistas huyen vía aérea y terrestre para no sumarse a la orden de Putin. No quieren ser asesinos.

La movilización militar anunciada por el mandatario ruso suscita dudas sobre las personas susceptibles de ser llamadas a filas y sobre el número de efectivos finalmente convocados

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el miércoles mediante un mensaje televisado una “movilización parcial” de soldados para combatir en Ucrania. Minutos después, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, concretó que serían llamados a filas 300.000 personas con “experiencia militar previa”. El mandatario ruso acompañó su discurso con la firma de un decreto. Sin embargo, el decreto no aclara quiénes son susceptibles de ser movilizados y no fija límites en cuanto al número de personas disponibles.

A continuación se detallan los pormenores de las palabras de Putin y del decreto.

Los llamados a filas, según Putin

Los movilizados serán, en palabras del presidente ruso, personas que “se encuentran actualmente en la reserva, especialmente aquellos que han servido en las fuerzas armadas, que tienen ciertas profesiones militares y experiencia relevante”.

El mandatario no aclaró cuántos reservistas serán convocados. Pero su ministro de Defensa aportó después la cifra de 300.000. Y añadió: “No se trata de gente que nunca haya visto o escuchado nada acerca del Ejército. Los estudiantes pueden seguir yendo a clase”.

El presidente del Comité de Defensa de la Duma Estatal, Andréi Kartapolov, ha informado de que la primera oleada de movilizaciones comprenderá a soldados de hasta 35 años y suboficiales de hasta 45.

En Rusia están obligados a cumplir el servicio militar los hombres de entre 18 y 27 años. Su duración suele ser de un año, aunque no es difícil librarse de este servicio por razones médicas o por estar estudiando.

¿Y según el decreto?

El decreto no especifica en ningún momento que solo puedan ser movilizados quienes tengan experiencia militar. La politólogaEkaterina Shulman advierte: “Según este texto [el decreto], cualquier persona puede ser llamada a filas, excepto los empleados del complejo militar-industrial”.

El decreto tampoco aporta la cifra de 300.000 reservistas mencionada por el ministro de Defensa. La norma deja abierta la puerta a una mayor movilización.

¿Afectará el decreto a los soldados rusos que combaten ahora en Ucrania?

Los contratos de los combatientes rusos desplazados a Ucrania se prolongan, aunque estén a punto de expirar, hasta que termine el periodo de “movilización parcial”.

¿Con cuántos militares cuenta Rusia?

Rusia dispone de 25 millones de personas que han cumplido el servicio militar y que, en un momento dado, podrían ser llamados a filas en un contexto de movilización general y no parcial, como la de ahora. El Ejército ruso dispone de un millón de personas en activo (frente a las 209.000 de Ucrania). El pasado agosto, tras cumplirse seis meses de la invasión de Ucrania, Putin firmó un decreto, cuya entrada en vigor está prevista para 2023, por el que aumentaba el número de efectivos en 137.000. Así, a partir del próximo año, el Ejército ruso prevé contar con más de 1,15 millones de miembros.

El número de reservistas asciende a dos millones.

¿Qué preparación tienen los reservistas rusos?

El cuerpo de reservistas lo forman antiguos miembros de las fuerzas armadas y aquellos que han tenido contratos con los servicios de seguridad y emergencias del Estado, lo que incluye bomberos y policía. El centro de análisis Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) señalaba el pasado marzo que “tradicionalmente” solo el 10% de los reservistas reciben entrenamiento después de haber cumplido el servicio militar. Y citaba un análisis según el cual la cifra de reservistas activos, en el sentido occidental, con entrenamientos regulares mensuales y anuales, era solo de 4.000 o 5.000 personas.

El Distrito Militar Sur del Ejército organizó el año pasado una formación activa y remunerada para reservistas. Su meta era llegar a los 38.000 efectivos.

Tampoco será fácil equipar a 300.000 nuevos efectivos. Sobre todo, si se tiene en cuenta que precisamente la equipación sobre el terreno ha sido uno de los flancos débiles del Ejército ruso en Ucrania.

¿Qué resultados sobre el terreno puede provocar la movilización de 300.000 reservistas?

Analistas y expertos citados por The New York Times calculan que el número de tropas rusas no supera actualmente los 200.000. Al verse más que duplicada esta cantidad con la llegada de los reservistas, Moscú estaría en disposición de defender mejor los más de 1.000 kilómetros de línea en el frente. “Sin embargo”, señala el diario, “los observadores dicen que la mayor parte del personal de alto rango ya ha sido desplegado, y los llamados necesitarán más entrenamiento y armas”.

Abrir chat
1
Hola como estás, cuéntanos en que te podemos ayudar