FRACASA ACUSACIÓN CONTRA MINISTRO DE EDUCACIÓN

Con votos en contra de independientes y Unidad Constituyente. Nuevo quiebre opositor en la Cámara de Diputados.

El ministro decidió comenzar la sesión sin discutir la “cuestión previa”, por lo que la Cámara debatió directamente el fondo del libelo en su contra. Con la diputada Camila Rojas exponiendo los pilares de la acción constitucional, seguido por los argumentos del abogado defensor del ministro de Educación; el hemiciclo procedió a debatir y votar, lo que culminó en favor de Figueroa con 76 votos en contra, 71 a favor y 7 ausencias, las que fueron clave en la definición del resultado.

“(Estoy) preparado, muy tranquilo y confiado. Confiamos en el trabajo bien hecho y que hemos puesto siempre el bienestar de los niños como prioridad”. Esa fue la descripción que hizo el ministro de Educación, Raúl Figueroa, al ingresar este jueves al hemiciclo en la Cámara Baja antes de enfrentar la acusación constitucional en su contra.

Sus palabras, según cita La Tercera, reflejaron el ánimo con que el secretario de Estado enfrentó el libelo, impulsado por 12 diputados de la oposición liderados por Camila Rojas (Comunes), y que finalmente tuvo un fallo favorable para el titular del Mineduc. Esto, ya que con 71 votos a favor y 76 en contra la sala terminó rechazando la acción constitucional.

Los votos de oposición que favorecieron al ministro vinieron desde la bancada Radical e Independientes y de la DC: Pedro Velásquez (Ind.), Pepe Auth (Ind.), Carlos Abel Jarpa (Ind.), Pablo Lorenzini (Ind.) y Matías Walker (DC).

También le benefició la ausencia de ocho parlamentarios, de los cuales siete correspondían a la oposición –Manuel Matta (DC), Luis Rocafull (PS), Patricia Rubio (PPD), Jaime Tohá (PS), Esteban Velásquez (FVRS) y Raúl Soto (PPD)-, uno independiente -Fernando Meza- y un RN -Frank Sauerbaun-. A esto se sumó que, finalizada la votación, Raúl Soto (PPD) aclaró que su intención era aprobar, pero que no votar a favor por problemas técnicos con el sistema, por lo que debió dejar la constancia en acta.

“De ocho inasistencias, siete eran de oposición, así que si hubiesen estado se hubiese podido contar con esos votos. Lo lamento principalmente porque presentamos faltas graves, situaciones muy duras, pero vamos a persistir denunciando estas situaciones y buscando soluciones a los problemas que enfrentan las comunidades educativas”, dijo la diputada Rojas al término de la sesión. Luego añadió a través de Twitter: “con la ayuda de los de siempre, que se hacen llamar ‘oposición’ pero que votan con la derecha, se rechaza la acusación constitucional contra Figueroa. Prefieren mirar para el lado, son cómplices”.

Desde el gobierno, en tanto, celebraron el resultado. “Todos hemos trabajado incansablemente con un principal objetivo: asegurar a cada niño y cada joven su derecho a la educación en un contexto tan difícil como lo es la pandemia. La mayoría de la Cámara entendió la magnitud de ese esfuerzo (…) Terminemos con discusiones estériles y sigamos un camino común por el bienestar de los niños”, dijo Figueroa.

Por su parte, el titular de la Segpres, Juan José Ossa -encargado de la relación con el Congreso-, sostuvo: “estamos muy conformes por el rechazo de la acusación constitucional contra el ministro Figueroa, que lo que ha hecho es cumplir con su trabajo y poner siempre por delante el interés de los estudiantes y su proceso educativo. Este resultado demostró que la mayoría de los parlamentarios ha entendido que el ministro de Educación, y todo el gobierno, hemos trabajado con un sólo objetivo: que los estudiantes retornen a clases de manera segura, gradual y voluntaria. La brecha educacional se profundiza enormemente sin las clases presenciales, afectando especialmente a quienes más debemos ayudar y estimular”.

Internamente, en el Ejecutivo valoraban también el resultado considerando que era la primera prueba de Ossa y del subsecretario de la cartera, Máximo Pavez, en materia de acusaciones. El ministro estuvo a cargo de las conversaciones con la DC y con Auth, y el subsecretario con el PPD. También destacaban que prácticamente en todos los sectores de la oposición hubiera abstenciones, rechazos o ausencias en la votación.

La trastienda en el hemiciclo

Figueroa había llegado al hemiciclo con el resultado a favor de la Comisión Revisora del libelo en su contra -integrada en su mayoría por diputados de Chile Vamos-, la cual, el día previo, y por cuatro votos a favor y uno en contra, recomendó a la sala que se rechazara la acusación. No se trataba, sin embargo, de una definición vinculante.