Vuelve, EL REGISTRADOR, afamado por ser odiado, pero está, de frente. En qué está este viejo literato de la nada, ¿o todo?


El Registrador, díjome en su momento.

Eres o no eres.

Y se preguntó qué.

La respuesta fue, ¿de qué lado estás, viejo literato de la nada?

Respondió:

Yo registró hechos, donde esté y cómo quiera hacerlo…

Y agregó, este vil escribidor:

Si las bayonetas de la dictadura no me acallaron, menos lo harán los políticos de hoy.

Añade en susodicho que, aquí escribe en primera y tercera persona, para que se entienda lo que viene:

La firme, la opinión que por viejo, no tengo en las redes sociales, tropa de elegantes intelectuales, probablemente baratos o un batallón de imbéciles, que ni siquiera saben dónde están parados.

Es que no son ni uno ni lo otro.

Son simplemente, imbéciles, sin capacidad de leer o razonar.

Disparan, eyectando su odio.

Vomitan (V.H).

Destruirán las redes sociales, que sí, en todo caso sirven.

Vi el video donde se funa en un avión al ex presidenciable Jadue.

Tranquilo él, es grabado en el pasillo y se le enrostra, sin interlocución, que es un comunista de mierda.

Jadue tuvo calma.

El tipo, es seguramente un nazi, también de mierda, ultra y  desgraciado…

No quiero decir, todavía, que es parte del ejército golpista,  del Partido Republicano, proclive, in extremus del militarismo y que se prepara, con acólitos torpes que buscan encumbrarse, como fanáticos acomodaticios de una causa que no les importa, pero ven en ella un fin electoral.

Malditos, mentirosos y engañadores de la gente.

Tampoco, estoy muy de acuerdo con algunas posturas del líder comunista.

Pero, entre 1970 y 1973 el PC aportó más a la conciliación que el propio PS, partido del Presidente Allende, con Carlos Altamirano levantando rebelión en la Armada.

Esto lo sabe Marcela Cubillos, derechista acérrima, que hoy, con nobleza, criticó la actitud contra el alcalde de Recoleta.

Eso es rectitud.

En la enorme diferencia.

A este Registrador le encanta Cubillos. Es  buenamoza, tiene muchos encantos, aunque los políticos no me gusten; pero es consecuente, como Jadue.

Pero, no me gusta tanto, porque es más extrema que su pareja, Andrés Allamand, el gran artífice del Acuerdo Nacional, en plena dictadura.

Mis recuerdos para él; recuerdos no más, porque ahora, parece estar bajo la gran sábana de la derecha dura… y víctima de su propio “desalojo”.

A mis ex seguidores de toda una vida, he vuelto, pero no soy el YerkoCopucheto, que también se las trae y dice lo que otros no se atreven a decir.. Desde mi propio pontificado, aunque no sea muy Vaticano, hay “Humo blanco”, aunque se crea que estas letras son medias negras, pero, amigos, no ÁCIDAS.

Y qué jué….

EL REGISTRADOR.