LEY TEA: NUEVO MARCO LEGAL QUE PROMUEVE LA INCLUSIÓN Y EL DESARROLLO SOCIAL PASA A SALA

Un inédito paso dieron las comisiones unidas de Educación y Cultura, Mujer y Equidad de Género, y Salud tras despachar este texto legal que fue el resultado de un trabajo participativo y colaborativo con las organizaciones de la sociedad civil.

Promover el trato digno, la inclusión, la autonomía progresiva y, por sobre todo, el cambio cultural son algunos de los principios que contempla el proyecto de ley, en segundo trámite, que establece una serie de garantías para la inclusión social de las personas con trastorno en el espectro autista u otra condición que afecte el neurodesarrollo.

Las comisiones unidas de Educación y Cultura; Mujer y Equidad de Género, y Salud despacharon el texto legal que, por primera vez, genera un marco legal destinado a garantizar en forma progresiva una serie de normas para la inclusión social de las personas en el espectro autista. Ahora, la Sala del Senado se pronunciará sobre la iniciativa, la que también contará con el informe de la Comisión de Hacienda, en las materias de su competencia.

Los legisladores y legisladoras de las comisiones unidas escucharon a casi 70 organizaciones y personas que representan a personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), quienes dieron cuenta de la realidad de menores, adolescentes y adultos con esta condición, así como de cuidadores y cuidadoras que están a cargo de éstos.

En concreto, la norma busca establecer, promover y garantizar la atención médica, social y educativa, así como la protección e inclusión de las personas con trastorno del espectro autista, u otra condición que afecte el neurodesarrollo.

La senadora Yasna Provoste, presidenta de la instancia destacó que “esta ley incorpora un conjunto de principios que cruzan todo el proyecto respecto del trato digno para personas con trastorno autista, tales como, perspectiva de género, autonomía progresiva, desarrollo social, entre otros”.

Para la parlamentaria se trata de generar “cambios irreversibles para la sociedad pues, debemos entender que todos tenemos que generar clima de mayor inclusión y, para ello, se entregan una serie de garantías, por ejemplo, para que las personas adultas significativas puedan acompañarlas cuando se encuentren enfermos u hospitalizados. Estas materias se establecen en el ámbito de la salud, educación, desarrollo social con exigencias para las instituciones con gran afluencia de público de modo que den un trato preferente a personas con trastorno espectro autista”.

Precisó que “el proyecto va ahora a la Sala y esperamos que el gobierno le otorgue urgencia para que sea la próxima semana, de modo que la Comisión de Hacienda pueda pronunciarse sobre las materias de su competencia con celeridad. Este proyecto cambió radicalmente respecto al texto que recibimos desde la Cámara. Uno de los cambios más significativos y muy motivados por las organizaciones sociales es que pueda haber una garantía GES y este proyecto abre la puerta para que se estudie en la próxima definición del GES”.

La senadora Provoste agregó que “mientras tanto se incorporarán progresivamente salas de diagnóstico y tratamiento que, a la hora de evaluar nuevas patologías se incorpore el trastorno de espectro autista. Esto requiere mucha celeridad y tendrá que ir a tercer trámite”.

TRABAJO COORDINADO

Por su parte, el senador Gustavo Sanhueza, integrante de la instancia unida valoró “este trabajo coordinado donde escuchamos a muchas organizaciones a lo largo de nuestro país porque también las realidades son diferentes dependiendo del lugar geográfico. Ha quedado demostrado que la coordinación de diversas comisiones permitió avanzar de manera concreta. Enriquecimos un proyecto que venía de la Cámara y que tenía buenas intenciones, pero en el Senado existió el compromiso de parte de los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social para tener 29 centros de diagnóstico, implementados en cada una de las regiones, en un plazo de dos años”.

VISIBILIZACIÓN

Por su parte, el senador Sergio Gahona, uno de los impulsores de esta iniciativa, explicó que “este proyecto además de visibilizar el problema del trastorno de espectro autista entrega garantías progresivas que permiten el tratamiento integral y el mejoramiento de la calidad de vida”.

Puntualizó que “este proyecto tiene su origen en la Cámara, pero fue sustancialmente mejorado en el Senado porque originalmente se generaban intenciones pero aquí se logró garantizar una serie de condiciones, tratamientos y diagnósticos tempranos que permitan entregar una atención integral de salud, en áreas como la fonoaudiología, sicopedagogía, neurólogos, entre otros, y que permitan mejorar la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes”.

El senador Gahona puntualizó que “se trata de un proyecto progresivo con la instalación de centros para la detección temprana” y destacó especialmente la participación de decenas de organizaciones a lo largo del país, pues este proyecto surgió de un trabajo conjunto con las organizaciones sociales que atienden el trastorno del espectro autista del más leve al más severo”.

Abrir chat
1
Hola como estás, cuéntanos en que te podemos ayudar