SISTEMA FRONTAL DE MIEDO (LLUVIA Y VIENTO) INGRESA A LA ZONA SUR

Gobierno advierte por pésimo pronóstico climático: la proyección dice “que debemos tomar resguardos


El Gobierno advirtió por el pronóstico de lluvias existentes para la zona centro y sur del país a contar de la próxima semana, advirtiendo “que debemos tomar resguardos”.

Según indicó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, la cantidad de milímetros proyectados es “atípica”, por la cual los organismos de emergencia deberán estar atentos ante posibles complicaciones.

“La cantidad de milímetros proyectados que caerían en pocas horas dan cuenta que debemos tomar resguardos, tanto a nivel comunal de todas las regiones involucradas, y también con la coordinación central para tener disponibilidad de recursos en el caso de ser necesario”, aseveró el jefe de cartera.

Asimismo, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) indicó que el sistema frontal anunciado dejará precipitaciones “a partir de mañana (domingo) en la zona centro-sur del país, y con mayor intensidad el día miércoles”.

De acuerdo a la información entregada por la Dirección Meteorológica de Chile, dos son los sistemas frontales que provocarás el fenómeno.

El primero de ellos ingresaría el domingo 15 y  se concentrará entre  Maule y Aysén, mientras que un segundo frente se registraría a partir del miércoles 18, con lluvias entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía, con características normales a moderadas.

LOS LAGOS, BAJO ALERTA

la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) emitió una serie de alertas preventivas para seis regiones de país con motivo de un evento meteorológico que dejará precipitaciones y que se registrará a partir de este fin de semana.

En concreto, y según lo reportado por la Dirección Meteorológica de Chile, el organismo declaró Alerta Temprana Preventiva para las regiones de La Araucanía, Ñuble, Biobío, Los Lagos, Los Ríos y Maule, por las precipitaciones y vientos que se registrarán en aquellas zonas.

Cabe hacer presente que este tipo de alerta se activa para reforzar la vigilancia mediante el monitoreo de las condiciones de riesgo y las respectivas vulnerabilidades asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres, con el fin de actuar en eventuales situaciones de emergencia.