TENSIÓN EN LA CÚPULA SANITARIA CHILENA

Ministro tenso. Se llegó a despeinar...

Minsal admite excepción humanitaria con mujer contagiada con Delta: “Era de humanismo cristiano”, respondió con enojo el ministro, ante evidencias de irregular proceso relativo a mujer con la variante. Corre querella.

Vea video de la controvertida conferencia de prensa.

 

Tenso fue el balance a través del cual el Ministerio de Salud entregó este sábado las novedades en el avance de la pandemia de covid-19 en el país, principalmente por las críticas surgidas desde autoridades y la prensa por el surgimiento del primer caso de la peligrosa variante Delta, donde se acusan incumplimientos en los protocolos sanitarios.

Recordemos que existieron múltiples versiones iniciales sobre cómo una mujer que arribó desde Estados Unidos terminó su cuarentena en una residencia sanitaria para continuarla en su domicilio, en la comuna de San Javier, hasta donde llegó para concurrir al funeral de su padre, y que incluso se interpuso una querella criminal contra las autoridades de salud, frente a posibles irregularidades que posibilitaran la llegada de la variante Delta al país, informa hoy BioBío.

En ese sentido, la jefa de epidemiología del Minsal, Alejandra Pizarro, realizó una cronología completa del trayecto de la mujer, señalando que es potestad de las autoridades sanitarias regionales, en este caso del Maule, si una persona puede seguir su cuarentena en su domicilio en base a razones de salud o humanitarias.

“Según el protocolo vigente, la autoridad sanitaria regional puede determinar el lugar de cuarentena de una persona, como realizarla en su domicilio sin salir ni recibir visitas. En este caso se está recabando informacion con la Seremi de Salud del Maule y, si se verifica incumplimiento de los protocolos, se activarán sumarios administrativos correspondientes”, sentenció Pizarro.

“Había una razón de caridad con la familia”

En este sentido, la subsecretaria Paula Daza recalcó que “debido a la delicada situacion familiar y emocional que esta persona estaba atravesando, se tomó la decisión de autorizar el traslado a su domicilio, pero previo a la autorización se determinó que se tomara un nuevo PCR, el cual resultó negativo, y que se movilizara en un vehículo particular”, tras lo cual quedaba con prohibición de salir de su hogar o de recibir visitas.

Cuestionado por la prensa sobre si era correcto que se le permitiera a una persona llegada desde un país con variante Delta que se trasladara hasta otra comuna al interior del país, el ministro Enrique Paris reaccionó con molestia, señalando que si la persona no cumplió son su obligación –ya que no estaba autorizada a asistir al funeral– también era responsabilidad de la persona.

“Y sobre las razones, aquellos que practican el humanismo cristiano sabrán que había una razón de caridad con esta familia”, ante la pérdida de su padre, esgrimió el secretario de Estado.

La alusión fue directa hacia las críticas del alcalde de San Javier, el demócratacristiano Jorge Silvaquien ha acusado que la mujer contagiada sí habría asistido al funeral de su padre.

“Cuando una autoridad comunal dice que (la mujer) no estuvo en un hotel, que no se hizo PCR, y nos piden pruebas, nosotros no podemos mostrar los exámenes por la privacidad del paciente. En el pasado autoridades lo han hecho y nosotros no compartimos esa conducta”, defendió Paris.

Pese a ello, todas las autoridades recalcaron que aún se está recabando antecedentes con la Seremi de Salud del Maule para saber si hubo un incumplimiento de su parte, en cuyo caso deberán realizarse los sumarios y administrarse las sanciones correspondientes.

CRONOLOGÍA DE LA PACIENTE CON VARIANTE DELTA

Según especificó la doctora Pizarro, Chile actualmente tiene un protocolo donde los viajeros deben realizar una cuarentena obligatoria de 11 días. Las autoridades regionales, sin embargo, tienen la potestas de determinar si una persona puede continuarla en su domicilio, por razones sanitarias o humanitarias.

“En el caso especifico de la mujer que llegó desde Estados Unidos, ella pasó una noche en un hotel de tránsito, y tras obtener el resultado negativo de su test PCR, la persona solicitó continuar su cuarentena de viajero en su domicilio, lo que fue evaluado y acogido por la autoridad regional (del Maule), tal como se ha hecho en otras situaciones y con la instrucción estricta de que la persona no puede abandonar su hogar ni recibir visitas”, especificó la profesional.

“Durante ese periodo hubo 5 llamados efectivos para comprobar que estuviera en su domicilio, y el 12 de junio, durante una visita, se tomó un test de antígenos que resultó positivo. Tras ello se le envió a una residencia sanitaria, se testeó mediante PCR dando positivo, y se envió la muestra a secuenciar al ISP”, añadió.

Según Pizarro, la mujer estuvo en la residencia hasta el 22 de este mes, durante los cuales sólo presentó síntomas leves durante 3 días.

“El 23 de junio, el ISP informó de mutaciones coincidentes con la variante Delta. Allí se trazó la red de contactos estrechos y contactos de los contactos. Entre ellos hay dos muestras positivas pero cuyas características hacen muy poco probable que hayan tenido la variante Delta. En tanto, hoy (sábado) se envió a secuenciar otra muestra de PCR positivo para determinar si hay mutación”, informó la jefa de epidemiología.

“Los resultados se entregarán oportunamente a la persona involucrada. El resto de los contactos estrechos y contactos de contactos, resultaron todos con sus exámenes PCR negativos. Mientras, la autoridad sanitaria regional sigue recabando antecedentes. El Minsal aplicará un sumario administrativo y sanitario de detectarse un incumplimiento de los protocolos”, sentenció la autoridad”.

 

EL GOL DEL GOBIERNO A LA CONVENCIÓN: “INACEPTABLE”

Contratan a ex guardia de Pinochet por 500 millones para seguridad de los convencionales. “No lo vamos a aceptar, que se vaya a La Moneda”, dice convencional Daniel Stingo.

Según consigna hoy el diario electrónico El Ilustrado, horas atrás, Daniel Stingo estalló por una noticia que revolucionó el país, luego de una contratación millonaria muy polémica. CIPER expresó que la Secretaría Administrativa de la Convención Constitucional (CC), designada por la Secretaría General de la Presidencia, contrató a la empresa INCAR para el «Servicio de Vigilancia y Guardias de Seguridad».

Eso será así para la instancia que redactará la nueva carta magna, pero el elevado valor es lo que más dio qué hablar. Luis González Pérez, un sargento (r) de Carabineros que integró el Grupo de Guardia Presidencial en los últimos años del gobierno del dictador Augusto Pinochet, será el encargado. Pero, sin dudas, su sueldo fue más allá de todo.

$488 millones, en un período de 10 meses, será lo que tendrán que pagarle a INCAR Seguridad, empresa que se quedó con la licitación de esa labor en la Convención y de la que Luis González es socio. Pero, por su parte, Daniel Stingo, convencional constituyente electo y panelista del matinal de La voz de los que sobran, no se quedó callado ante la noticia.

STINGO: INACEPTABLE

El mencionado dejó en claro lo que opina sobre esta polémica, indicando que «lo más escandaloso de todo es el hecho de que el monto designado para funciones de seguridad sea el mismo destinado a la participación ciudadana. Es impresentable». A su vez, Stingo mencionó: «Les digo desde ya que eso va a ser un tema en los primeros días de la reunión de los convencionales. No lo vamos a aceptar. Que se los lleven a La Moneda, no los queremos acá».

«Eso es otra cuestión que no hay que aceptar. Nosotros estimamos que tiene que transmitirse todo, todo. Por último, le entregas esa facultad a la Convención, pero no a la Secretaría General de Gobierno. Es más de lo mismo, del Gobierno tratando de meter su nariz en una Convención que es un poder del Estado distinto a ellos. Se mete en cosas que debería dejar que nosotros decidamos y no ellos», expuso Daniel Stingo.

Para cerrar, este indicó: «¡Y a nosotros qué nos importan esos tres anillos de Carabineros! A nosotros nos eligió la ciudadanía. Ellos (el Gobierno) tienen miedo, no los convencionales. Yo me paseo por las ferias y nadie me abuchea, solo me dicen que hagamos la pega, que nos los traicionemos. Ellos creen que esto les va a resultar. No saben con la chichita que se están curando».